Blog RoberesGems>Piedras y Gemas Naturales>Limpieza y Carga de los CRISTALES

Limpieza y Carga de los CRISTALES

Limpieza y Carga de los CRISTALES

Métodos de Limpieza y Recarga de los Cristales

En este capítulo vamos a hablar de cómo limpiar los Cristales. Con este gesto ayudamos a su buena vibración. Cuando hablamos de “limpiar” un mineral y cristal, queremos ir mucho más allá que recordaros que hay que quitarles el polvo, hablamos de regenerar su energía y eliminar el exceso de carga que van acumulando cada vez que trabajamos con ellos.

Te Preguntarás ¿Cuándo Tengo que Limpiar Mis Piedras?

Sabrás que tienes que limpiar tus cristales cuando veas que han perdido su brillo y los notas como “apagados”, opacos. También puedes fijarte si te sientes incómoda cada vez que los utilizas al trabajar con ellos, como si notaras una sensación de pesadez, entonces, es el momento de limpiarlos.

No te agobies al principio, poco a poco te irás familiarizando con tus piedras y sabrás cuál es el momento idóneo para limpiarlas.

También los cristales nuevos que adquieras por primera vez, debes limpiarlos antes de trabajar con ellos para recuperar su pureza original.

LIMPIEZA Cristales y Minerales

Agua

Lo ideal es usar agua que fluya, como un arroyo, manantial o río, incluso el agua de lluvia es un método fantástico, pero también puedes limpiar tus gemas bajo el grifo de casa, dejando correr el agua unos momentos. Luego déjalos secar al aire.

Para usar este método hay que tener muy claro si la gema puede ser sumergida en agua. La mayoría de los minerales son insolubles en agua, pero otros son porosos y se disuelven en agua común o se pueden estropear si se sumergen durante mucho tiempo y, sobre todo, no usar nunca agua caliente porque puede provocar que las piedras se agrieten. Tienes que tener mucho cuidado con este tema para no echar a perder tus minerales.

Ante la duda, aconsejamos que utilices otro método de limpieza como los Inciensos o ponerlos sobre una drusa de Amatista o Cuarzo. 

Agua de Lluvia

El agua de lluvia es genial para limpiar tus minerales y una bonita alternativa a ponerlos bajo el grifo de agua corriente. Recoge el agua de la lluvia y sumerge durante unas horas tus piedras.

También es ideal dejarlas sobre la tierra de una jardinera o tiesto mientras llueve durante toda la noche. Con este método además de limpiarse también se recargarán.

Humo de Incienso

La limpieza con humo de incienso consiste en pasar por el humo de una barrita de incienso tu cristal. Hay varios inciensos que puedes elegir para este método y cada uno tiene su propia cultura. Para elegirlos, déjate llevar por el que más te guste y te seduzca. Entre los Inciensos tienes, el Copal (resinas que se obtienen de varios árboles tropicales), Benjuí o Palo Santo. También puedes usar el humo de un Sahumerio, que es un manojo de plantas o madera atadas, como Sahumerio de Cedro, Sándalo y sobre todo el de Salvia blanca.

Todos y cada uno de ellos son estupendos para limpiar todas aquellas piedras que dudes en el método a emplear y, además con este gesto, recargarás de nuevo su energía.

Limpieza y Carga de los Cristales y Minerales

Visualización

Quizá este método te parezca un pelín complicado si eres principiante, pero con experiencia irás ganando seguridad. La limpieza con visualización consiste en mantener en tus manos el cristal, mirándolo, debes respirar profundamente y soplar sobre el cristal. Visualiza que se evade lo negativo de él. Puedes repetir el proceso dos veces.

CARGA de los Cristales

Conglomerado de Amatista o Cuarzo

Este método ya lo hemos mencionado en otras ocasiones y consiste, en colocar los cristales sobre una Drusa o dentro de una Geoda de Cristal de roca o Amatista y dejar que se limpien y recarguen durante toda la noche.

Tanto la Amatista drusa como la geoda no necesitan limpiarse ya que generan gran cantidad de energía y ellas mismas limpian y recargan a todas las demás piedras. Eso sí, no te olvides de QUITARLES EL POLVO cuando no las uses, con un pincel suave o trapito para que pueda volver a pasar la luz.

Puntas de Cuarzo Cristal de Roca

Rodea el cristal o mineral que quieres cargar de energía con puntas de Cristal de Roca (cuarzo) durante un día.

Sonido 

Con este método recargamos el cristal gracias a las vibraciones de un cuenco que, al golpearlo, resuena sobre el mineral. También puedes usar un gong, una campana o un diapasón.

Limpieza y Carga de los Cristales

Luz de Sol 

Este método consiste en exponer a la luz del sol los minerales. Las gemas de color, como la Amatista, el Ámbar, el Ópalo, la Turquesa y la Celestina, entre otras, son muy delicadas para ser expuestos al sol y se pueden decolorar y echar a perder. Si quieres de todas formas emplear este método de limpieza, ante la duda, evita la exposición directa y colócalos en una zona donde los rayos les llegue de forma indirecta.

Luz de Luna

La luz de la luna es una energía suave e increíble. Deja tus cristales a la luz de la luna durante la noche de Luna Llena.

Tierra

Este método consiste en enterrar tus piedras en una maceta o en el jardín de casa, durante la Luna Menguante, al menos, durante 24 horas. Verás que estupendos quedan y que buenas vibraciones emiten.

Humo de Incienso

Ideal para limpiar y recargar todos tus Cristales y Minerales.

Minerales que No se Llevan bien con el Agua

En el siguiente listado te indicamos los minerales y cristales que no debes sumergir ni poner en contacto con el agua.

Adamita, Azabache, Azurita, Boracita, Broncita, Calcita, Calcantita, Carnalita, Celestina (sulfato de Estroncio pero el Bario puede sustituir al Estroncio en la estructura y también puede contener Calcio, en tal caso no sería soluble), Charoíta, Colemanita, Coral esponja o Melithaea Ochracea (para su uso en joyería se recubre con una resina que le da suavidad al tacto y brillo, a la vez que lo protege por ser tan poroso. Se puede mojar en agua, pero secar bien), Fuchsita (variedad de Moscovita), Galena, Halita (sal común), Hematites (Óxido de hierro. Se puede limpiar con agua, pero no muy a menudo ni dejarla sumergida), Howlita, Kernita, Lapislázuli (se puede limpiar ligeramente con agua pero es preferible no sumergirla), Malaquita (se puede limpiar con agua pero es preferible no sumergirla y es muy sensible al calor), Melanterita, Moldavita, Pirita, Riolita, Selenita (Yeso. La selenita es la forma cristalina. Y se llama Alabastro a la variedad masiva), Silvina, Rosa del Desierto (variedad de Selenita de agregados radiales que recuerdan a los pétalos), Serpentina, Sugilita, Turquesa (es muy porosa, aunque el mineral se puede limpiar con agua es preferible que no se sumerja durante mucho tiempo), Ulexita.

todos los comentarios

Producto añadido con éxito a tu cesta de la compra
Cantidad:
Total:
Hay [ 1 ] [ 0 / 1 ] artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos: (impuestos incluidos.
Envío total: (impuestos incluidos. Estar determinado
Impuesto: 0,00 €
Total: (impuestos incluidos.
Seguir comprando Pasar por la caja